01.18.17

Los colores en el diseño de oficinas e interiorismo

Las empresas son prácticamente el segundo hogar para millones de personas en el mundo, y es deber de sus directivos tener sus instalaciones en las condiciones óptimas para que el tiempo que inviertan sus trabajadores allí sea el de mayor agrado, estimulando la productividad y salud.

Seleccionar un color apropiado para las oficinas de trabajo es vital para estimular un estado de ánimo ideal para rendir en las tareas. Un espacio armonioso es lo que todo empleado esperaría como mínimo.

Los altos contrastes no son recomendados para estos espacios y mucho menos pensar que los colores corporativos (usados en folletos y pendones) son los ideales también para protagonizar el diseño interior empresarial.

A continuación los colores más funcionales según el objetivo en cada espacio de la institución:

Gris claro y blanco: Son los más usados por su limpieza y facilidad para combinar, además que aportan a la iluminación. Recomendados para el trabajo intelectual, crear un ambiente de calma y muy controlado.

Colores terrosos y naturales: el ambiente no se torna tan frío y favorecen el confort humano. Son relajantes y expresan contención y estabilidad.

Naranja: Es un color vivo que ayuda a la interacción informal entre las personas.

Amarillo: Potencia la actividad cerebral e incentiva al cuerpo a incrementar su energía (por ello es el color de la felicidad)

Azul: Es ideal para puntos estresantes, como salas de espera, o también para personas que gusten trabajar de manera individual.

Verde: Refresca la mente y ayuda en la concentración y creatividad.

Compártelo en tus redes
0
0
0
Compártelo en tus redes
Fuera de Servicio
OOOPS!
Nuestra web está fuera de servicio en este momento y estamos trabajando para solucionarlo.

Puedes recargar esta página para ver si ya fue corregido el problema o visítanos más tarde para disfrutar nuevamente de nuestros contenidos.



¡TE ESPERAMOS!